Osteopatía. Historia, Principios y Aplicaciones

OSTEOPATÍA
HISTORIA, PRINCIPIOS Y APLICACIONES

HISTORIA DE LA OSTEOPATÍA

La Osteopatía fue fundada por un médico estadounidense que vivió en el siglo pasado, Andrew Taylor Still (1828-1917). Still en el año 1865 pierde a sus tres hijos durante una epidemia de meningitis cerebroespinal y marca un giro en su vida. Se obsesiona con la idea de poder curar de manera más eficaz y con ello profundiza en el estudio del cuerpo humano desenterrando cuerpos de los túmulos indios para estudiar su anatomía.

Osteopatía
En 1874 vivió una experiencia determinante en el desarrollo de la osteopatía, curando a un niño disentérico durante una epidemia.Gracias a eso Still curó todos los casos que le fueron confiando, diecisiete en total.

El veintidós de junio declara en sus notas personales haber creado la osteopatía a los cuarenta y seis años. Entre 1878 y 1885 ejerce la osteopatía de manera ambulante, abandonando progresivamente el uso de medicamentos. Centenares de personas acuden y reclaman sus cuidados, consiguiendo una fama que se va más allá de las fronteras de los estados limítrofes.

A finales del año 1880, al no poder atender a la gran cantidad de gente que va a consultarle empieza a formar a sus hijos, siendo los primeros osteópatas formados. En 1892 Still funda la Escuela Americana de Osteopatía ( American School of Osteopathy) en Missouri. A partir de 1898 Still se retira progresivamente de la enseñanza y de la práctica de la osteopatía y se dedica a escribir.
En 1917 muy enfermo Still muere. Es en esa época cuando uno de sus alumnos, J.M. Little John regresa a Londres para fundar la British School.

DEFINICIÓN DE OSTEOPATÍA

La Osteopatía es la ciencia y el arte de diagnosticar y tratar las disfunciones de movilidad de los tejidos del cuerpo humano que provocan trastornos y perturban el estado de salud del organismo.

LOS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA OSTEOPATÍA

La Osteopatía es un concepto filosófico y terapeutico que reposa en unos fundamentos sencillos, que A.T.Still sintetizó a partir de todas sus observaciones y de su experiencia práctica, en cuatro grandes principios:

– La unidad del cuerpo (la fascia).
El cuerpo humano no está constituido por partes independientes unas de otras, sino por el contrario interdependientes. Existe en el interior del cuerpo un tejido que asegura la estructuración del organismo, la conducción de los flujos líquidos y el soporte para los vasos, los nervios y otras fibras conductoras.
Este tejido de llama tejido conjuntivo o fascia. Still emitió la hipótesis de que ese tejido de sostén podía ser el más importante del cuerpo y encontrarse en el origen de muchas patologías del ser humano, alterando la circulación de los líquidos (sangre, linfa, influjos, nerviosos…). Ese tejido diseminado en el cuerpo como una telaraña posee la clave de las líneas de comunicación del organismo y hace de él una unidad funcional.

– La estructura gobierna a la función.
La enfermedad es el resultado de anomalías anatómicas a las que sigue el transtorno fisiológico. El osteópata busca en el interior de las estructuras corporales las que no presentan un grado de movilidad suficiente con la finalidad de liberarlas para permitir que se realicen numerosas funciones. Por tanto el osteópata, trabaja la estructura en su conjunto no sólo la función.

-Arteria absoluta.
Las arterias y sus nervios deben permitir la circulación constante de la sangre, en tiempo útil y en cantidad suficiente.
El sistema circulatorio debe contribuir a mantener las condiciones de salud tanto si una persona está tumbada, relajada, como si está de pie o incluso con la cabeza boca abajo. Adapta las demandas del cuerpo, tanto si está a nivel del mar como en la montaña.
Múltiples anomalías pueden alterar el funcionamiento de ese delicado sistema del cuerpo. Es el motivo por el que el osteópata debe tener un buen conocimiento tanto del sistema vascular como del sistema nervioso autónomo.

– Autocuración.
“El cuerpo constituye el taller en el que se fabrican las sustancias físicas para curarse”.
Así pues el papel del osteópata se limita, gracias a un razonamiento apoyado por el conocimiento anatómico y fisiológico, a encontrar los elementos que obstaculizan los procesos normales de reabsorción natural de las afecciones y, después de haberlos reajustado, a dejar que la “sabiduría del cuerpo” haga lo esencial para restablecer el equilibrio de la salud. Sin embargo, esta afirmación según la cual el papel del terapeuta no es curar al enfermo, puede ofender a más de un paciente y a más de un médico.
Por tanto el terapeuta lleva el cuerpo al equilibrio y deja actuar.

TRATAMIENTOS O APLICACIONES EN OSTEOPATÍA

Existen tres tratamientos en osteopatía:

– Craneal: la cual se dirige a la movilidad de los huesos craneales y en especial al desarrollo del recién nacido, así como los trastornos funcionales del adulto.

– Visceral: dirigido a la movilidad visceral (órganos) como hígado, riñón, estómago…Cada estructura visceral tiene la cualidad de moverse o quedarse restringida en su movilidad, lo que supone una perturbación en el equilibrio fisiológico del organismo y una alteración del estado de salud del paciente.

– Estructural: dirigido a los trastornos de las estructuras óseas, musculares y articulares.

Osteopatía

La osteopatía tiene muchas aplicaciones. Os enumeramos a nuestro juicio las más comunes:

– En el parto: el parto es una de las pruebas más difíciles para todo ser humano, donde el sufrimiento fetal siempre deja huellas; parto demasiado largo o corto, uso de ventosas o fórceps, cesárea tardía, maniobras violentas, etc…Con la osteopatía se puede normalizar las estructuras más tempranamente, lo que permite, casi siempre, la desaparición de trastornos en el cuerpo humano.

– En escoliosis: un trastorno de origen congénito ( anomalía de vértebras) o escoliosis de origen desconocido, llamada idiopática y parten de la cabeza. Su prevención consiste en la revisión craneal del neonato. La curación es más factible si se comienza el tratamiento osteopático cuando aparecen los síntomas. La curación es muy frecuente y siempre, por lo menos, se logra una mejoría en la persona.

En dolores de cabeza: cefaleas, jaquecas (sin causa aparente), neuralgia de Arnold,cefaleas de origen digestivo, etc…

En síndrome de la articulación temporo-mandibular: eliminación del dolor, molestia de la articulación y también dolores de cabeza, nuca y espalda, insomnio. En problemas digestivos: síndrome de vago, nauseas, trastornos de la vesícula biliar, estreñimiento, colitis, diarrea, hernia hiatal…

En trastornos el sistema nervioso: en el niño déficit motor y mental.

En problemas articulares: artritis, artrosis, dolor en articulaciones, dolor de espalda, neuralgia, ciáticas, cruralgias, algunas tendinitis, esguinces…

Osteopatía

En Ochando Quiromasaje pensamos que la osteopatía no puede curarlo todo, como tampoco lo hacen otras especialidades. Es una forma de medicina suave, eficaz, sin peligros, cuyos logros y resultados son extraordinarios para pacientes. Cura muchísimas veces y mejora siempre al enfermo como en su calidad de vida. Muy a menudo colabora con otras terapias como alopatía, técnicas mentales, fonoaudiología, homeopatía, etc…Desde luego, una colaboración con el médico de atención primaria o el especialista es muy fructífera. En muchos casos el tratamiento osteopático permite una medicación más liviana, más rápida, más corta y más eficiente que en cualquier otra terapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *